10 maneras para reducir las pérdidas de agua

Una guía paso a paso para reducir las pérdidas de agua y el agua no registrada en el sistema de distribución

Guía paso a paso para reducir las pérdidas de agua en el sistema de distribución

El Agua No Registrada (ANR) es el agua que está producida y limpia, pero que se pierde en algún punto del sistema de distribución antes de llegar al cliente, o puede ser agua que, por otras razones, no se contabiliza. Se trata de un problema global, con niveles de ANR que oscilan entre el 5% y el 80% en algunas zonas. Pero, ¿por qué se pierde el agua y qué opciones hay?

10 pasos para evitar las fugas en los sistemas de agua

1. Recuperación eficaz de las fugas

Una de las principales causas de las pérdidas de agua son las fugas en tuberías y equipos debido a reventones o roturas. No es tarea fácil localizar una fuga en una gran red de distribución y puede llevar días, semanas o incluso años hasta que la fuga se advierta. Por lo tanto, es esencial llevar a cabo actividades preventivas y una gestión eficaz de las fugas.

2. Dividir la red de distribución en secciones

Si intenta hacer frente a las pérdidas de agua en toda la red de distribución a la vez, tendrá que trabajar de forma reactiva y pasiva, iniciando las actuaciones cuando la pérdida de agua empiece a ser visible o se notifique.

Una técnica eficaz para obtener una visión general de lo que ocurre bajo tierra consiste en dividir la red de abastecimiento en secciones, también denominadas Áreas de Medición de Distrito ("AMD"). Así se podrán calcular las pérdidas de agua por cada sección, y los operarios podrán planificar mejor y priorizar sus trabajos.

3. Evaluación y reparación más rápida

Los operarios pueden actuar con mayor eficacia cuando la red se divide en AMD. Una acción inmediata puede ahorrar recursos vitales y causará menos molestias a los consumidores, que dependen de un suministro continuado de agua.

Si se invierte en un programa específico de detección de fugas, en la mayoría de los sistemas de distribución será posible reducir las fugas totales en al menos un 40-50%.

4. Supervisar las actividades de la red

Las fugas pueden detectarse fácilmente mediante registradores de ruido integrados, por ejemplo, en bocas de llave a nivel del suelo. Los registradores reaccionan al sonido de las fugas de agua y permite a los operarios actuar de inmediato.

También es posible medir y gestionar la presión del agua en las distintas zonas de la red de distribución mediante la técnica de los AMD.

5. Gestión de la presión

La gestión de la presión se considera la actividad más beneficiosa, importante y rentable para la gestión de fugas. Cuanto mayor es la presión en la red de distribución, más agua se pierde por reventones o roturas en la red. Además, la mayoría de las roturas de tuberías se producen debido a las continuas fluctuaciones de presión que obligan a las tuberías a expandirse y contraerse continuamente, lo que provoca fracturas por estrés.

Las válvulas de control mantienen una determinada presión, caudal o nivel independientemente de los cambios que se produzcan en la red de suministro. Son esenciales para la gestión de la presión, ya que pueden ayudar a reducir las pérdidas de agua al tiempo que mantienen las mejores condiciones para los equipos de la red.

La gestión de la presión es también una forma eficaz de reducir el consumo innecesario de energía. La presión puede ajustarse al punto crítico en un consumidor estratégico del AMD, lo que significa que no se gastará energía en bombear agua a una presión superior a la necesaria. Además, al permitir una presión más baja en general, especialmente durante las horas de menor actividad, se puede reducir el consumo de energía para el bombeo.

Más información de la gestión de la presión

6. Utilizar todos los datos disponibles y pensar inteligentemente

Recopilar datos y actuar en consecuencia es muy importante para gestionar eficazmente una red. Los valiosos datos en tiempo real pueden recogerse de diversas formas de los equipos instalados en toda la red, lo que hace posible obtener una gestión en función de la demanda.

A modo de ejemplo, una válvula de control con un controlador añadido puede recibir datos de varias entradas y funcionar en consecuencia, basándose en entradas relativas al caudal, la presión, las pérdidas en la red, la temperatura, la posición de apertura/cierre y los periodos de necesidad de mantenimiento.

7. Establecer un límite de ANR y hacer seguimiento

Una vez que el ANR se haya reducido a un nivel aceptable, el personal de operaciones deberá organizar el seguimiento del balance hídrico de cada AMD. Tiene sentido fijar un límite de intervención, determinando el nivel en el que el ANR pasa a ser inaceptable. Cuando se alcance el límite de intervención, los operarios deberán detectar y resolver las pérdidas. Esto garantizará una rápida evaluación y actuación.

8. Gestionar el consumo ilegal

El robo de agua, las conexiones ilegales y el uso no autorizado son un problema enorme en muchas partes del mundo. Dividir la red de suministro en secciones ("AMD") es una forma eficaz de tener una visión general del consumo ilegal y de dónde se produce.

Además, hay formas prácticas de asegurar objetivos fáciles, como los hidrantes. Mediante la monitorización, el hidrante puede enviar una notificación cuando se abre la tapa. Más información sobre la vigilancia de hidrantes.

9. Productos y soluciones de calidad

Los productos y soluciones de alta calidad son la base de cualquier sistema de agua eficiente. Los gastos y complicaciones relacionados con la elección de productos de mala calidad y soluciones fáciles son superados con creces por los de una solución sólida y bien planificada. Obtenga más información sobre lo que puede esperar de nuestra empresa.

10. Formación y educación

La pérdida de agua es un problema crítico en muchas partes del mundo y no sólo en los países en desarrollo. Para superar los retos, necesitamos aumentar la concienciación sobre las muchas técnicas ya conocidas y bien probadas para una gestión eficiente del agua.

El intercambio de conocimientos es clave para garantizar que el sector del agua esté preparado para satisfacer las necesidades del mañana. Esto incluye tanto soluciones técnicas como una visión global del ciclo completo del agua en la sociedad, desde el suelo hasta el grifo y su retorno seguro a la naturaleza.

En AVK, nos centramos en la creación de asociaciones para la innovación de soluciones aún mejores. Formamos parte de varios consorcios, como el proyecto LEAKman, una asociación de gestión de fugas formada por nueve empresas danesas del sector del agua que se centra exclusivamente en soluciones para optimizar la gestión de fugas. También hemos puesto en marcha una escuela de verano sobre gestión avanzada del ciclo del agua, donde estudiantes y representantes de todo el mundo pueden aprender, compartir sus experiencias y ampliar su red de contactos. La escuela de verano se celebra en Dinamarca todos los años en agosto.

Vídeo

Áreas de Medición del Distrito (AMD)

La división de una red de distribución en secciones, llamadas Áreas de Medición de Distrito, permite monitorear el nivel de pérdida de agua.

Ventajas en la gestión de presión

Controlar la presión en la red de abastecimiento de agua supone ahorrar en recursos, así como reducir el nivel de agua no registrada.
Nuestro sitio web utiliza cookies para el análisis estadístico, para mejorar nuestro sitio web y servirle de manera óptima. Al visitar nuestro sitio web, usted acepta nuestro uso de cookies y de terceros como se describe en nuestra política de privacidad y cookies.
Cookies