¿Por qué hay que utilizar válvulas hidráulicas?

El agua es un recurso escaso que debemos proteger. Necesitamos garantizar el agua para las próximas generaciones y una población en crecimiento. Las válvulas de control pueden ayudar a reducir las pérdidas de agua y contribuir a una gestión eficiente del abastecimiento de agua al mantener una presión, caudal o nivel, independientemente de los cambios en la red de abastecimiento.

Implicaciones en las pérdidas de agua

Desde una perspectiva ambiental, se pierden cantidades significativas de un agua preciada y a la vez se desperdicia la energía que se utiliza para tratar y distribuir el agua que se pierde.

Para las compañías de agua, el agua no contabilizada que se ha producido pero que se ha "perdido" antes de que llegue al cliente a través de fugas, robo o imprecisiones en la medición, es una fuente de costes no deseados.

Cómo pueden ayudar las válvulas de control

Las válvulas de control automático se utilizan para obtener una gestión eficiente de la presión y el caudal, que da como resultado:

  • Reducción de fugas
  • Reducción del riesgo de golpes de ariete y rotura de tuberías
  • Menos interrupciones para los consumidores
  • Riesgo minimizado de la contaminación 
  • Ahorros para las compañías de agua

Lea sobre la entrada de aire no deseado

Lea sobre el golpe de ariete

Válvulas reductoras de presión

Una válvula reductora de presión reduce automáticamente una presión de entrada más alta a una presión de salida menor,  independientemente de los cambios en el caudal o la presión de entrada.

El piloto reductor de presión detecta la presión aguas abajo a través de la conexión en el puerto de salida de la válvula. Cuando hay consumo, el piloto reductor de presión reacciona a pequeños cambios en la presión aguas abajo, modulando la posición de la válvula mediante la regulación de la presión en la cámara. Cuando la presión aguas abajo cambia del valor preajustado en el piloto, el piloto modula para asegurar el control de la presión.

Por ejemplo: La presión es 7-8 bar, la cual es apropiada para el suministro a los consumidores de la zona A, pero es demasiado alta para los consumidores de la zona B. Entonces, se instala una válvula reductora de presión para reducir la presión a 3 bar en la zona B. 

Válvulas aliviadoras/ sostenedoras de presión

Una válvula sostenedora de presión mantiene automáticamente una presión de entrada mínima preestablecida, al aliviar el exceso de presión, independientemente de los cambios en el caudal.

El piloto sostenedor de presión reacciona a pequeños cambios en la presión aguas arriba, controlando la posición de la válvula. Si la presión de entrada cae por debajo del punto de ajuste, la válvula principal se cierra o modula para asegurar una presión de entrada mínima. La válvula sostenedora mantiene una contrapresión mínima en la entrada y generalmente permite el paso de caudal. La válvula de alivio normalmente permanece cerrada y solo se abre cuando la presión excede un punto de ajuste predeterminado.

Por ejemplo: Cuando el depósito de agua se llena, la presión cae, dejando a los consumidores sin agua. Entonces, se instala una válvula sostenedora de presión para mantener la presión a los consumidores.

Nuestro sitio web utiliza cookies para el análisis estadístico, para mejorar nuestro sitio web y servirle de manera óptima. Al visitar nuestro sitio web, usted acepta nuestro uso de cookies y de terceros como se describe en nuestra política de privacidad y cookies.
Cookies