Hidrantes enterrados

Hidrantes enterrados AVK, fácil operación y mantenimiento mínimo

Características

Drenaje automático

El orificio de drenaje se cierra automáticamente de forma que el agua presurizada no pueda escapar. Esto significa que el orificio de drenaje se cierra antes de la entrada de agua presurizada al hidrante y así el agua presurizada no puede salir. Una vez el agua ya no está presurizada, el drenaje se abre para dejar salir el agua y evitar así daños por heladas.

El hidrante enterrado tiene una forma asimétrica para acelerar así el vaciado de agua. También se reduce el número de vueltas hasta la posición cerrada.

Protección contra la corrosión

Los hidrantes enterrados de AVK están revestidos de epoxi de acuerdo con las normas DIN 3476-1 y EN 14901. El hidrante tiene un espesor mínimo interior y exterior de 250 μm. La arqueta, marco y tapa son de fundición dúctil con un revestimiento interior y exterior de epoxi-poliéster, espesor mínimo 250 μm. La capa adicional de poliéster es resistente a la luz UV. El color es rojo RAL 3002.

 

Diseño óptimo

Para facilitar la instalación y garantizar el mejor manejo ergonómico posible, los hidrantes tienen un peso optimizado. 
El obturador está vulcanizado de EPDM para asegurar una protección total contra la corrosión. La alta calidad de este elastómero garantiza una estanqueidad óptima debido al efecto memoria único que permite recuperar su forma.

Nuestro sitio web utiliza cookies para el análisis estadístico, para mejorar nuestro sitio web y servirle de manera óptima. Al visitar nuestro sitio web, usted acepta nuestro uso de cookies y de terceros como se describe en nuestra política de privacidad y cookies.
Cookies